World Racing

World Racing Demo

Conducción arcade o realista ¡Tú eliges!

World Racing es un juego de conducción peculiar en un gran número de sus características que a continuación detallamos. Ver descripción completa

Muy bueno
8

World Racing es un juego de conducción peculiar en un gran número de sus características que a continuación detallamos.

Incluye únicamente coches reales de la marca Mercedes Benz, todo tipo de modelos y clases, ya sean todoterrenos, descapotables lujosos, vehículos de "reducido" tamaño como los de la clase A, prototipos e incluso antigüedades.

Su flexible sistema de conducción permite que puedan de disfrutar de él tanto los amantes de la simulación como los que prefieran una conducción más arcade, ya que permite ajustarse hacia uno u otro estilo para que sea el juego el que se adapte a tus gustos y no a la inversa.

Su aspecto gráfico también es peculiar, quizá no aparenta ser tan espectacular como otros pero ofrece detalles de gran definición y realismo.

Como curiosidad, este juego te indica si cometes errores de conducción (incluso te dice si son graves) y dispone de un medidor de "juego sucio", que irá incrementando si te abres paso entre tus rivales con artes poco limpias.

Un gran detalle es que los textos del juego han sido traducidos a diversos idiomas, así que si así lo deseas, con sólo seleccionarlo cómodamente, dispondrás de éstos en español.

Requisitos mínimos:

Limitaciones de la versión demo: Incluye número reducido de coches (cuatro), no ofrece todos los modos de juego ni todos los circuitos

World Racing

Descargar

World Racing Demo

— Opinión usuarios — sobre World Racing

  • de prados

    por de prados

    "Es una castaña"

    No tienes ningun problema en el ordenador, a mi me pasa igual, no se puede ni empezar a jugar se queda en negro. Más.

    analizado el 12 de febrero de 2005

  • acalco

    por acalco

    "No me abre!!!"

    No se que pasa lo instalo bien y cuando lo voy a abrir abre una entana negra que rapidamente se cierra y no pasa nada ma... Más.

    analizado el 21 de marzo de 2004